Si has puesto la mira en la escoba manual para limpiar una piscina, deberías ir a por ella. La escoba de piscina consiste en un mango que puede ser telescópico o no, es decir, está compuesto de varios elementos que encajan entre sí para poder ajustar su longitud. Y en su extremo, hay un pincel cuya forma puede variar (redonda, rectangular, triangular, ovalada, etc.). Por lo tanto, elegirás tu escoba de piscina según su superficie Si es pequeño, un simple mango será suficiente, mientras que un mango telescópico será apropiado para una piscina grande. Del mismo modo, puede ser útil optar por varios cepillos, es decir, un cepillo triangular para las esquinas si su piscina es angular, un cepillo ovalado si es redondeado, sin olvidar el cepillo de línea de agua, el cepillo de pared, el cepillo de fondo, etc. En lo que respecta al precio de la escoba de piscina, debe contarse con una media de entre 15 y 80 euros, dependiendo de la naturaleza del mango (telescópico o no), y de la naturaleza y la forma del cepillo.